Milla naútica y milla terrestre

¿A cuantos metros equivalen? (respecto a la milla náutica, eso es fácil, se estudia en el Per)

¿De dónde proceden?

*

Respecto a la milla náutica los navegantes sabemos, tenemos que saber porque lo estudiamos en el Per y sobre todo porque necesitamos usarlo, que equivale a 1.852 metros. Y es la longitud de un arco de 1′ de meridiano terrestre.

Os acordais, ¿verdad? En la carta las medidas de distancias han de tomarse en la escala de las latitudes, la que está a izquierda y derecha de la carta. Nunca en la de las longitudes.

Milla nautica

Podemos calcular cuantos kilometros (y por lo tanto cuantos metros) equivalen a un minuto de un meridiano de la esfera terrestre.

El perimetro de la Tierra es de 40.000 Km.

Milla nautica2

La esfera tiene 360º , que multiplicando por 60 son 21.600 minutos.

Y 40.000 dividido entre 21.600 da: 1,8518518518518518518518518518519 Km, que son los 1.852 metros.

Y como regla mnemotécnica, para acordarse de la cifra: Un ocho sin codos  (1-8-5-2)  (sin codos, zin-co-dos)

*

Y una milla náutica ¿es mucho?

Una velocidad normal para un velero es de 5 nudos. Es lo que yo utilizo para calcular tiempos en navegaciones. Es decir recorremos unas 5 millas por hora.

Para recorrer 30 millas tardaríamos unas 6 horas.

Como curiosidad esta es una navegación de 1.000 millas, la regata de las Mil Millas:

Regata Mil MIllas

A 5 millas por hora en un día recorreríamos 24 x 5 : 120 millas. Redondeando a 100 millas al día (entre bordos, periodos de encalmada) se tardaría 10 días de navegación continua en hacer la regata de las Mil Millas.

*

De las otras millas he encontrado la siguiente información.

Milla romana. La milla es una unidad de longitud que no forma parte del sistema métrico. De origen muy antiguo, fue heredada de la Antigua Roma y equivalía a mil pares de pasos caminados por un hombre (en latín: mille passus, plural: milia passuum). La milla romana era aproximadamente igual a 1.467 m. Por lo tanto un paso simple era de unos 73 cm.

*

Aún más extraño el origen de la milla terrestre (inglesa).

Deriva de la milla romana, que medía simplemente mil pasos, si un paso tiene cinco pies, la milla medía entonces 5000 pies…¡demasiado sencillo para un inglés!

El problema radicaba en que los aldeanos ingleses ya utilizaban una medida establecida mucho antes de la llegada de la milla: El furlong. La tradición rural había dividido el furlong en 660 pies, la distancia media de un surco de labranza. El furlong, utilizado sobre todo para medir la longitud de un campo, aparecía en la mayoría de las actas notariales.

Y llegó el dilema, resultaba imposible dividir la milla romana (5000 pies) en un número exacto de furlongs por lo que surgieron dos posibilidades, o acortar el furlong hasta 625 pies, para que una milla fueran 8 veces un furlong, o mantener el valor del furlong en 660 pies como un bien nacional inalterable.

Se eligió la segunda, de ahí que la milla inglesa mida 8 veces 660 pies, es decir, 5280 pies. Con el fin de armonizar la medida, una ley ratificó esta decisión en 1575. Al mismo tiempo, el Parlamento oficializó la longitud de la milla en 1760 yardas. Un pie mide 30’48 centimetros y una yarda 0’9144 metros, lo que nos da una milla terrestre inglesa de 1609,244 metros.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Navegación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *