¿Dónde estará mi barco? o ¿Πού θα το σκάφος μου?

Erase una vez una partida de avezados marineros españoles (algunos ya sabían lo del barlovento y el sotavento y todos la cosa de la proa y la popa) que volaron al aeropuerto de Atenas (Eleftherios Venizelos) para seguidamente encaminarse en autobús a uno de los puertecillos deportivos que salpican la zona del Pireo.

Cueva desde el barco

Cueva desde el barco

El lector exigente pretenderá que le facilite el nombre del citado puerto pero la memoria flaquea. Como buena pista debo señalar que tiene los baños con más oxido y más de todo que este resabiado marinero hay podido “disfrutar” en la vieja Europa.

Primer corolario: Las chanclas en el camarote duran toda una vida pero los hongos también y las gangrenas menos aunque duelan más.

Formamos una flota con el buque insignia “La sobrina de Zeus – Η ανιψιά του Δία” al mando del Capitán Morgan, del que nunca he sabido el nombre que pone en su DNI, gran marino y de una templanza que se da por supuesto en los capitanes pero…
El segundo buque “el pendón de Aquiles – Αχιλλέας σημαία” capitaneado por un muchacho que hacía honor al nombre del buque y al que he de bendecir porque fue el detonante de que yo buscase otros foros y encontrase este.
Entre la aguerrida tripulación debo señalar , porque nunca la olvidaré como me va a pasar con ”puntillitas”, a “Ocho lunares” de simpatía arrolladora y dos tallas de bikini menos y de la que me sigo preguntando donde estarán los lunares 7 y 8. Es lo que tiene ser un caballero …

Fondeo

Fondeo

En cuanto a la derrota (como no soy ni PER) solo diré que fue un circulo u ovoide girando como hace el reloj , Pireo-Pireo y pasando por media docena de islas entre ellas Milos (siguen sin aparecer los brazos-cosa de los ingleses) pero fue en Serifos (véase san Google) donde ocurrieron los hechos que motivan este relato y donde Morgan celebró su “taitantos” aniversario invitándonos a la primera ronda tras una cena a escote en el puerto (bueno puerto lo que se dice puerto).
Dadas las facilidades portuarias sugeridas en el párrafo anterior, fue preciso fondearla flota y hacer varios viajes de “mojaculos” (gomas auxiliares). La excitación por la pitanza y el beborcio gratuito pueden explicar pero no justificar la rapidez del desembarco y ¡Ay! del fondeo del pendón.
Sentados en bancas de madera (que secan mejor los bajos) dimos cuenta de una abundante y mediterránea cena sin nada reseñable dado que nadie metió los dedos sucios en la sopa (acaso porque no había sopa) ni hubo pugna por la sardina grande porque estaban normalizadas según DIN (pequeñas).

Amanecer

Amanecer

Tras la ronda a cuenta de Morgan, las tripulaciones se vinieron arriba, los músicos griegos del bareto se arrancaron con el “¡Que viva España!” y los nacionales entonamos las canciones del rico acervo nacional sin que pueda recordar alusiones al clero ni a la benemérita.
Y nos dieron las 12 y la una, y la una y las dos (Sabina sigue) y no quedó más remedio que regresar, ¡ TA TA TA CHÁN!
En la primera oleada de embarque íbamos dos mojaculos, dos capitanes y cuatro bravos marineros (no sé qué pintaba yo allí).
Dos de los marineros harían de transbordador del resto de la tropa y marinería y oficial y marinero nos haríamos con el control de las naves (como los NELSON`s boys).
A continuación reproduzco un sabroso diálogo entre capitanes…
C: Morgan, ¡el pendón no está!
M: Déjate de gilipolleces que es muy tarde.
C: ¡Que nos lo han robado! O que lo ha trincado la policía griega.
M: ¡Hostia! Pues no está… veniros al mío (La sobrina)
M: ¿Habéis fondeado bien? El avisado lector habrá notado lo retórico de la pregunta
C: Siiiiii, creo.
M: Iros dos a por la gente y vamos a dar una vuelta por la bahía con todos a bordo de “La sobrina”.
No quiero angustiaros más… mi adorada Emilia dijo: ¿Por qué el faro tiene dos luces?
C: Encima bromitas
E: Que te digo que hay una segunda luz donde el faro que podría ser el fondeo del pendón.
Fernando: Pues se va a haber hecho astillas… hay que ir…
El pendón estaba (sin un rasguño) colocado mansamente bajo el faro. C saltó ágilmente y lo saco a aguas más mansas.
Abarloe, recolocación de la marinería y a dormir.

Barco

Barco

COROLARIOS O MORALEJAS
2.- No hay que correr ni aunque te disparen. Hay que Prever.
3.- Es útil que Andrés nos haga un manual del buen fondeador
4.- Se deberán organizar prácticas de fondeo A DIVERSAS PROFUNDIDADES Y SIN/CON OTROS BUQUES CERCANOS
5.- Aprendamos a medir profundidades con sonda electrónica y manual.
6.- No estorba poner 5 metros de más a la medición
7.- Los protestantes (británicos) largan 4 m de cadena por metro de profundidad
8.-Los cristianos viejos largan 3 m.
9.- Los tontos largan dos metros
10.-no se deja solo un barco fondeado ni aunque el champán , las ninfas y los efebos sean gratis
Y recordad que Olav el Viejo os quiere secos

Esta entrada fue publicada en Errores de los que aprender, Navegación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.